Los mejores smartwatches de 2020 que miden el nivel de oxígeno en sangre

Además de permitir las notificaciones del móvil o registrar la actividad diaria, estos relojes inteligentes dan un paso más en la monitorización de la salud al conocer el nivel de oxígeno en sangre.

La pandemia ha hecho que estemos mucho más preocupados por nuestra salud. Y los wearables son un aliado perfecto para que podamos monitorizar nuestro estado físico en tiempo real, tanto en lo que se refiere a ejercicio o actividad diaria como a aspectos más específicos: desde la frecuencia cardiaca hasta el nivel de oxígeno en sangre. Esta es precisamente la característica que tienen en común los smartwatches o relojes inteligentes protagonistas de esta comparativa y que los convierte en una alternativa a los pulsioxímetros de dedo, que también tuvimos la oportunidad de probar.

¿Para qué sirve controlar la saturación de oxígeno en sangre mediante un smartwatch?

Y es que incorporar un sensor SpO2 es una prestación que se ha puesto bastante de moda en los últimos tiempos debido a la relación entre la Covid-19 y la reducción en la saturación de oxígeno. Esto no quiere decir ni mucho menos que gracias a estos relojes se pueda detectar la enfermedad, pero sí son una alternativa para conocer este dato que, además, es adecuado para analizar el rendimiento físico en entrenamientos y actividades deportivas.

¿Qué modelos de relojes inteligenets hemos elegido?

Entre los mejores modelos de smartwatches que miden la saturación de oxígeno en sangre que hemos probado se encuentran: Apple Watch Series 6(con una puntuación media de 9 puntos), Fitbit Sense (8,5), Garmin Venu SQ Music (8,25), Mobvoi TicWatch Pro 3 (7,5) y Samsung Galaxy Watch 3 (7,75).

De ellos, hemos valorado tanto su capacidad general como relojes inteligentes, como específicamente su sistema de medición del oxígeno en sangre y su aplicación.

– Diseño: además de que tengan una estética atractiva o un acabado que transmita sensación de durabilidad, lo idóneo es que al colocarse el reloj en la muñeca resulte cómodo de llevar y pese poco.

– Software: es uno de los elementos clave porque es el que determina tanto las funciones como el interfaz para interactuar con el smartwatch.

– Autonomía: al igual que sucede con el teléfono móvil, la batería de estos dispositivos inteligentes juega un papel importantísimo para que no sea necesario estar pendiente del cargador. Algunos modelos hay que cargarlos a diario; otros, cada varios días.

– Práctica deportiva: una de las principales funciones asociadas a un reloj inteligente son las relacionadas con el ejerciciocrear perfiles de entrenamientorecomendacionesmonitorización de las actividadesmedidor de la frecuencia cardíaca…

– Notificaciones: mientras que algunos modelos únicamente permiten recibir notificaciones de llamadas, mensajes o recordatorios, otros brindan la opción de responder a ellas e, incluso, mantener conversaciones de voz sin tener cerca el móvil.

– Salud: su capacidad y fiabilidad a la hora de medir el oxígeno en sangre, así como la aplicación que cada uno de los relojes dan a esta información. Del mismo modo, otras opciones relacionadas con la salud, como el registro de las pulsaciones o de otras variables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *